En tres pasos:

1.- Gestión Clínica

2.- Excelencia Asistencial

3.- Gestión Clínica Excelente

Aportaciones en gestión de un servicio de urgencias hospitalario.

EA2

Áreas de especial interés:

Seguridad del paciente (SP)

Excelencia asistencial (EA)

Gestión del talento (GT)

 

"La alta tecnología disponible en urgencias 24 horas sobre 24, 365 días al año es un reto para las organizaciones asistenciales".

Bioética

Declaración bioética

Contactar

Glosarios

Términos

Autores

Perfiles biográficos

Dr. Fortes

Acceso libre

Publicaciones

Enlaces

Recientes y próximas actividades

Dr. Fortes

Aportaciones en gestión de un servicio de urgencias hospitalario.

Dr. Francisco Fortes Figuerola 

 Conclusiones (corresponde al trienio 2000-2002):

Primera: La demanda asistencial del Servicio de Urgencias del Hospital Universitario de Málaga es alta y claramente alcista en la misma proporción que en el resto de Andalucía y del Estado, con un paciente cada 3,5 minutos y sin modulación posible mediante cita previa o  filtro telefónico. El crecimiento es dispar en cada una de las cuatro unidades asistenciales (Policlínica, Observación, Traumatología y Tocoginecología),  lo que tiene repercusión en la planificación. Los perfiles de los pacientes de cada dispositivo asistencial son diferentes; jóvenes y maduros en Policlínica, jóvenes en Traumatología y Tocoginecología, maduros y ancianos en Observación. No hay diferencias respecto del sexo salvo la natural de Tocoginecología. Predominan las contingencias comunes, aun los accidentes laborales y de tráficos son relevantes en Traumatología. La procedencia de los pacientes es mayoritariamente la iniciativa propia, incluso en Observación, con una participación pobre del 061. En la derivación al alta predomina a especialistas en Traumatología y Tocoginecología, pese a la banalidad de la mayoría de los diagnósticos en ambas unidades. Los diagnósticos principales  de los pacientes atendidos en cada dispositivo de urgencias  del Hospital son muy diferentes, tanto en los literales, como en el número de diagnósticos distintos que se manejan, siendo el más variado en Policlínica con casi 150 y el menor en Traumatología con la mitad.

Segunda: La inadecuación de la demanda asistencial es alta, 1 de cada 4 pacientes, pudiéndose relacionar con ser la propia iniciativa la causa más frecuente y esto con el escaso atractivo de los dispositivos de urgencias de Atención Primaria tienen para la población. Así 2 de cada 3 urgencias nuevas eligen el hospital. Esto es muy desfavorable para la planificación y previsión de servicios y gastos. No es una realidad sin solución pues en el área del Distrito y Hospital Costa del Sol la efectividad de la Atención Primaria es cuádruple a la de los distritos tributarios del Hospital  Universtario. Además, la inadecuada gestión clínica en urgencias, en cuanto a autocitas de psedourgencias y la remisión de banalidades  a los especialistas  también colabora en el desorden.

Tercera: La complejidad promedio de los pacientes ingresados en el Hospital es netamente superior al estándar andaluz. La complejidad de los ingresos urgentes es muy superior a la de los programados, siendo los diagnósticos completamente diferentes. El análisis de la gestión de los ingresos urgentes y programados debe ser completamente diferenciada en la toma de decisiones.

Cuarta: Los aspectos fundamentales para el buen funcionamiento del Servicio de Urgencias según sus profesionales son:

  • La existencia de un plan funcional.

  • Contar con suficiente personal.

  • Disponer de protocolos de coordinación con otros servicios hospitalarios.

  • Que el personal tenga un plan de formación continuada.

  • Que todas las tareas sean realizadas con celeridad.

  • Que se tenga en cuenta la opinión de los clientes expresadas en encuestas de satisfacción y en las hojas de reclamaciones.

  •  Atender a los pacientes mediante actos clínicos previstos en protocolos validados.

  • El servicio debe ser autónomo como cualquier otro servicio del Hospital.

 

Quinta: Los aspectos esenciales definidos por los expertos, que son cualitativos, no se reflejan en los indicadores actuales del SAS para Urgencias, que básicamente son cuantitativos.

Sexta: Algunos de los aspectos esenciales definidos son de difícil conversión a indicadores al ser en realidad premisas estructurales que deben cumplirse antes de empezar la actividad asistencial, pero otros sí lo son, por lo que proponemos complementar los indicadores actuales con trece nuevos. La conjunción de cinco indicadores clásicos más éstos últimos conforman un cuadro de mandos integrado y "ad hoc" para Urgencias.

Noticias y eventos
   
   
   
   
      Aviso Legal