Inicio

 

El consentimiento informado. Un derecho ciudadano mal comprendido y poco cumplimentado.

EA5

 

 

Áreas de especial interés:

Seguridad del paciente (SP)

Excelencia asistencial (EA)

Gestión del talento (GT)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Enlaces

Bioética

Declaración bioética

Contactar

Glosarios

Términos

Autores

Perfiles biográficos

Dr. Fortes

Acceso libre

Publicaciones

Área pacientes

Aula del paciente

Opinión fundamentada

Autocuidados

Recientes y Próximas actividades

Dr. Fortes

 El consentimiento informado. Un derecho ciudadano mal comprendido y poco cumplimentado.

Dr. Francisco Fortes Figuerola

Rev Calidad Asistencial 1994;4:213-214

Resumen:

Comentarios:

La letra de la norma no asegura el facultativo le presente todas las opciones, sólo las que le presente, esto nos coloca en un subtipo libertad parcial.

Ordena que se le realice consentimiento informado por escrito ara cualquier intervención,-serían todas-, y no explicita que sean quirúrgicas, podrían ser ortopédicas, rehabilitadoras, ambulatorias, administración de contrastes, de quimioterapia, de radioterapia, laparoscopias diagnósticas, o terapéuticas, endoscopias diversas, abordajes de vías venosas centrales, canalizaciones arteriales, transfusiones, terapia intravenosa antibiótica  o antiarrítmica, colocación de marcapasos provisionales y definitivos, colocación de desfibriladores permanentes... es fácil observar el nivel de indefinición de la ley.

Cuando el paciente no esté capacitado para ejercer su derecho y facilitar el cumplimiento de la obligación del profesional, el derecho pasa a los familiares, ?¿a juicio de quién?, ¿del mismo profesional implicado?; ¿qué protocolo de identificación de familiares se debe llevar a cabo?

En el caso anterior y ante la ausencia de familiares, el derecho pasa a allegados, ¿qué es un allegado? y ¿qué vínculo jurídico tienen los allegados?, ¿quién da o niega la calidad de allegado?

Si tenemos en cuenta todo lo anterior, más que la mayor parte de los usuarios del Sistema Público, 5% del sistema global, sólo cuentan con estudios primarios, que el grado de desconocimiento de la ley por parte de los clientes y profesionales es supino y el manifiesto nivel de indefinición de la norma para con este derecho, la consecuencia es clara: el artículo 10.6 de la Ley general de Sanidad, no se cumple mayoritariamente y tiene serios problemas para su implementación real.

 

 

Noticias y eventos
   
   
   
   
      Aviso Legal